EJERCICIO DE MUSICA PARA LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

EJERCICIO DE MUSICA PARA LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

LA MÚSICA ES LA TAQUIGRAFÍA DE LA EMOCIÓN -León Tolstói-

¿Podrías recordar una canción que cada vez que la escuches te haga sentir alegre y animad@? ¿Y otra canción que al oírla te despierte cierta melancolía o tristeza? La música es generadora de emociones. Para mí, la música (junto con los libros) es una compañera de vida incondicional.

En  mi bolso siempre encontrarás unos auriculares para conectar al móvil (antes al dispositivo mp3). Y es que, en mis viajes hacia el trabajo, en coche o andando, me gusta ir escuchando música. De esa que me carga las pilas para empezar el día con fuerza y seguridad.

Y por las tardes, en mis paseos por la ciudad para despejarme, o en mis paradas que hago para tomar un buen café, es la música mi compañía.

Me encanta. Aunque no canto especialmente bien ni sé tocar ningún instrumento. Pero la bailo prácticamente toda. 😉

 

MÚSICA PARA GENERAR ESTADOS DE ÁNIMO POSITIVOS

Hace ya años que me dí cuenta de que determinadas canciones me hacían sentir fuerte, valiente, segura, confiada. En el instituto, con 16 años, formaba parte del equipo de fútbol sala femenino. Recuerdo que antes de los partidos me ponía bastante nerviosa, y lo que hacía en casa antes de salir, era escuchar las canciones de Extremoduro. En aquella época era lo que me daba valor y me cargaba de energía.

Este es mi primer recuerdo que tengo en el que conscientemente buscaba la música como generadora de estados de ánimo positivos. Y desde ese momento, lo he hecho varias veces. Hasta el punto de que, actualmente, tengo un par de listas con las canciones que despiertan en mí estados de ánimo positivos para escucharlas cada vez que lo necesite. De esta forma, con la música juego con la química de mi cuerpo y la pongo a mi favor.

Hoy, vamos a hacer una actividad de Inteligencia Emocional utilizando la música.

 

 ACTIVIDAD INTELIGENCIA EMOCIONAL A TRAVÉS DE LA MÚSICA

Toma un folio y lápices o rotuladores de colores. Si te animas, también puedes hacerlo con temperas o acuarelas. Mientras escuchas la canción dibuja trazos y figuras con el color y la forma que te inspire la música en cada momento. Hazlo sin pensar, simplemente dejándote llevar, dejándote sentir.

¿List@? ¡Adelante!

 

 

¿Qué emociones has sentido? Nómbralas.

¿Qué color has asociado a cada emoción? ¿Y qué tipo de trazo o de dibujo?

Observa: ¿Las emociones más suaves te han llevado a trazos más lentos? ¿Las más desagradables a trazos más rápido? Esto es el reflejo de la energía que cada emoción lleva a tu cuerpo.

Por último, te invito a que estos días escuches canciones que te gustaron en diferentes etapas de tu vida y hagas una lista con todas ellas para escucharlas y activar tu química positiva cuando lo necesites en estos momentos de encierro que vives.

Si te apetece, comparte tu dibujo o tu lista por instagram  y etíquetame para que pueda verla @etieireneruiz

¡me encantará verlo!

 

Un abrazo,

Irene.

 

¿QUIERES TRABAJAR CONMIGO? 

 

Deja un comentario