EL ENFADO Y SU GESTIÓN

EL ENFADO   Recuerda que el enfado hay que frenarlo, retener su impulso y siempre introducir la razón en su gestión, tanto en el momento del enfado, como después trabajando las creencias que nos llevaron o alimentaron ese enfado. No se trata de rechazarlo ni reprimirlo, sino de escucharlo y utilizarlo como motivación para enfocar […]

Por Irene Ruiz Alcaraz |
DETALLE