CÓMO COMBATIR EL ESTRÉS

CÓMO COMBATIR EL ESTRÉS

¿Por qué es tan importante saber cómo combatir el estrés? Vivimos en una sociedad en la que el estrés es una forma de vida. Vamos con prisas, siempre ocupados, de un plan pasamos al siguiente… Nuestra cabeza está habitada principalmente por nuestros “tengo que…” y “debo….”. La cuestión es que el estrés, esa forma de vida tan común, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) está siendo la causa de muchos de los problemas de salud más comunes en los últimos años.

Y es que el estrés se materializa en nosotros como una oleada de hormonas que altera nuestro organismo. El problema es que nuestro organismo se acostumbra a esa cantidad de hormonas y nos acostumbramos a sentirnos estresados de manera que pensamos que es el estado normal para estar activo. Es como si nuestro cuerpo se viciase a esa química y necesitase ese nivel de estrés cada día.

Sin embargo, es perjudicial para nuestra salud mantener a nuestro organismo en constante situación de estrés. Por ello, para poder minimizar el estrés o incluso eliminarlo, tendremos que hacer un esfuerzo y una serie de cambios en nuestros hábitos. Para combatir el estrés debemos actuar en 3 sentidos al mismo tiempo: sobre la conducta, sobre los pensamientos y sobre el cuerpo.

 

 

CÓMO COMBATIR EL ESTRÉS MEDIANTE LA CONDUCTA

La persona estresada es una persona que come rápido, anda rápido, conduce con prisa, las colas o las esperas le hacen sentir irritado… y además, tiene la agenda llena de planes de trabajo y sociales (familia, amigos, compañeros…) y ni un hueco deja para sí mismo. Aquí pensarás, “pero cuándo quedo con mis amigos o mi familia lo disfruto, eso no puede darme estrés…” OJO, porque el estrés no implica hacer algo que no te gusta, puedes estar haciendo el trabajo que más te divierte del mundo pero si la exigencia es elevada y te sientes sometido a una tensión alta durante tiempo puedes sufrir también de estrés (exigencia externa o autoexigencia).

El estrés llega con los “tengo que…” “debo….”  “debería…” Por ejemplo: tengo que quedar con mi amiga esta tarde o como mucho mañana que me lo pidió hace días y se lo debo”. “Tengo que entregar este trabajo en mañana mismo y me lo acaban de pedir”, ” tengo que ir a la reunión del cole y antes debería pasar por el supermercado a comprar”… Es importante dejar tiempo libre, pero realmente libre.

Este tiempo en el que no has planificado nada. Ese ratito para ti en el que puedes tumbarte, leer, pasear, pintar, ir al cine… o simplemente aburrirte. Estos momentos no planificados dan descanso a la mente que afloja la tensión permitiéndose desconectar. Descanso que le sirve de recuperación a todo tu cuerpo.

Toma tu agenda y planifica ratos del día en blanco. Sin planes. Totalmente libres para ti.

 

 

CÓMO COMBATIR EL ESTRÉS A TRAVÉS DEL CUERPO

Cuando estamos estresados cuidamos poco de nuestro cuerpo. Comemos mucho o comemos poco. Hacemos menos deporte o hacemos muchísimo. Las horas de sueño son escasas… Sin embargo, nuestro cuerpo necesita de atención y cuidado especial. Está sometido a una alta carga hormonal y tenemos que ayudarlo a volver a su equilibrio y no machacarlo más.

En época de estrés es bueno hacer ejercicio para así eliminar tensión y cuidar la alimentación. Además, realizar actividades relajantes como bañarnos en la playa, tomar infusiones, escuchar música… nos ayudarán a ir re estableciendo el equilibrio.

Decide qué actividad vas a realizar para relajar al cuerpo: ejercicio, caminar, bailar, tomar infusiones relajantes, escuchar música…

 

CÓMO COMBATIR EL ESTRÉS ACTUANDO SOBRE NUESTRA MENTE

Cuando llegamos al estado de estrés en nuestra mente suelen aparecer pensamientos automáticos que apoyan al estrés. No solemos ser conscientes o incluso, cuando somos conscientes pensamos que es así cómo se debe pensar para tener éxito en la vida.

Pensamos: “Si pido un día más para entregar el trabajo pensarán que soy mala en lo mío así que lo haré aunque tenga que estar toda la noche haciéndolo”, Ok, ¿y qué pasa cuando se repite esta situación una y otra vez? que ya no es una sola noche sin dormir como caso excepcional, que aceptas perder salud para mantener el trabajo.

Seguramente otros pensamientos se crucen como “el trabajo es lo más importante, tengo que mantenerlo como sea”, “Con este trabajo vive mi familia, ellos son lo más importante incluso por encima de mi salud”.  Puede que al leer estas frases pienses que son una exageración, y es que muchas veces al oírnos nos damos cuenta de esa exageración y de la autoexigencia a la que nos sometemos.

Esto es lo que tienes que conseguir, desenmascarar a tus pensamientos más irracionales, esos que te piden ser el último de todo y darlo todo por los demás; y sustituirlos por pensamientos racionales, esos que te dejan mantener tu trabajo, cuidar de tu familia, mantener tu salud y cuidar de ti.  El secreto de la gestión emocional está en mantener el equilibrio, nunca irse a los extremos. Ni llegar a burrirte ni abrumarte con tantas tareas.

Identificar los pensamientos irracionales no es instintivo. Requiere de saber cómo son para detectarlos y aprender a desactivarlos. Te dejo aquí un enlace en el que te explico cómo identificar estos pensamientos irracionales en un artículo anterior del blog: https://etie.es/como-controlar-los-pensamientos-negativos/

¿Qué te preocupa y genera tu estrés? Coge una libreta y escribe aquellos pensamientos que se pasan por tu cabeza en este momento. ¿Son pensamientos realistas? ¿O son exagerados? ¿O quizás se basan en situaciones que quizás nunca pasen? ¿O en información que no tienes y que estás suponiendo? Desmonta a tus pensamientos irracionales, no te sirven. Sustitúyelos por pensamientos reales.

 

El estrés es muy común en nuestra sociedad. A veces creemos que si no estamos estresados no estamos trabajando lo suficiente o no nos preocupamos de nuestros familiares y amigos lo que deberíamos, o que estamos desperdiciando el tiempo… y mientras, dañamos nuestra salud y nos perdemos lo bueno de la vida. Porque es en estado de calma y serenidad cuando podemos dar lo mejor de nosotros realmente. Cuando podemos disfrutar de las cosas sencillas, de nuestras relaciones, cuando podemos reír con lo absurdo y encontrar soluciones a los problemas.

Como siempre, os animo a leer y conocer sobre cómo funciona tu cuerpo a nivel emocional, ya que tienes grandes recursos en ti que no conoces, solo tienes que descubrirlos para empezar a ver el mundo desde otra perspectiva de mayor bienestar. 🙂

Si te ha gustado este artículo y quieres recibir más consejos, herramientas y técnicas para desarrollar la inteligencia emocional suscríbete  a la Newsletter de novedades ETIE:

Regístrate y realiza de forma gratuita nuestro videocurso online "Como desarrollar la inteligencia Emocional".

Si sólo quieres suscribirte déjanos aquí tu email y comprobarás todo lo que podemos hacer por ti.

Por favor, revisa tu carpeta de SPAM porque es posible que el email de confirmación de suscripción te llegue como spam.

 

¡Gracias por estar ahí! ¡Y enhorabuena por elegir el camino del crecimiento!

TÚ ERES TU MEJOR RECURSO ANTE LOS RETOS DE LA VIDA. Un abrazo! 🙂

Irene Ruiz Alcaraz