GESTIÓN DEL CAMBIO

GESTIÓN DEL CAMBIO

Las situaciones de crisis tienen la ventaja de poder llegar a ser oportunidades de mejora. Pero esta transformación de la realidad solo se puede llevar a cabo realizando los cambios necesarios que nos saquen de la situación actual para llevarnos a la situación deseada de mejora y crecimiento. Y esta premisa es válida tanto a nivel personal como a nivel organizacional. Para lo que es necesario llevar a cabo una adecuada gestión del cambio.

 

 

TU AMIGO EL CAMBIO

El cambio puede hacerte sentir miedo y ansiedad. Y a su vez, estas emociones te llevan a rechazar y resistirte al cambio. Esto es así si enfocas el cambio como inseguridad, inestabilidad, pérdida…

Sin embargo, el cambio forma parte de la vida, es natural y tiene un fin de EVOLUCIÓN muy importante. Gracias a los cambios despertamos nuestro ingenio y creatividad, sentimos la necesidad de aprender, de innovar, de hacer equipo y sinergias… y es esta la forma de salir de un estancamiento y evolucionar. Evolucionar para superar la crisis, e incluso para poder llegar a una situación mejorada respecto a la que tenías antes de la crisis.

Por lo que te invito a que empieces a ver el cambio como oportunidad de mejora, de crecimiento y de abundancia.

 

GESTIÓN DEL CAMBIO DESDE EL LIDERAZGO

Si lideras un equipo, lo más común es que, ante los cambios, aparezca este miedo y resistencia en gran parte de tus colaboradores. Esto puede deberse a:

  • colaborador que quiere seguir haciendo las cosas como siempre porque le cueste cambiar sus hábitos.
  • colaborador que no entiende el cambio y rechaza aquello a lo que le da sentido.
  • colaborador que no está de acuerdo con la forma en la que se está produciendo el cambio.
  • colaborador que está desinformado y al sentirse perdido rechaza todo cambio.

Puede que en este momento se te pase por la cabeza un pensamiento del tipo: “pero bueno, si yo soy el que manda y decido realizar una serie de cambios, que se lo tomen como quieran pero no les queda otra que llevarlos a cabo”; o bien, un pensamiento del tipo “no me importa, no los necesito para realizar los cambios, los voy a poner en marcha yo mism@”

De acuerdo, el problema aquí es que, los cambios que no se llevan a cabo en equipo no se mantienen en el tiempo. 

Y para que los cambios sean esa oportunidad de mejora que deseamos deben mantenerse en el tiempo y mejorarse cada día un poquito más. Y esto solo se consigue si todo el equipo está comprometido con el cambio. ¿Cómo conseguirlo? Con un liderazgo adecuado a estos momentos de cambio. Te lo conté en detalle en este artículo: https://etie.es/como-gestionar-el-miedo-al-cambio-en-una-organizacion/ 

 

4 PASOS PARA LA GESTIÓN DEL CAMBIO

 

PASO 1: ENTENDER EL ESTADO ACTUAL. ¿Dónde te encuentras ahora? Realiza un análisis de tu situación presente.

¿Qué áreas son las que se están tambaleando y cuáles están bien? No pongas atención solo en aquello que entra en crisis o aumenta la incertidumbre. Ya que poner la atención solo ahí te lleva a una gran inquietud, miedo y ansiedad. Pensar que todo va mal te limita y bloquea. Para poder gestionar el cambio debes tomar fuerza mental sabiendo que hay otras áreas de tu vida o tu negocio que están bien.

Toma un folio y haz dos columnas. Escribe en una de ellas lo que está bien, lo que sigue estable (familia, pareja, mis amigos, mi salud… mi equipo, mi socio sigue conmigo, mis proveedores,  mis clientes…)

En la segunda columna escribe aquello que sientes inseguro y deseas trasnformarlo en una oportunidad de mejora.

A continuación, para aquello que quieres cambiar, describe la situación actual. ¿Qué ha cambiado respecto a hace unas semanas o meses? ¿Qué se tambalea? ¿Qué está en crisis?

 

PASO 2: ESTABLECE EL ESTADO OBJETIVO: ELEMENTOS PARA EL CAMBIO TANGIBLES (PLANIFICACIÓN Y METODOLOGÍA)

¿Dónde quieres estar? ¿Qué quieres conseguir? ¿En cuánto tiempo? ¿Cómo vas a operar para conseguirlo? ¿Cómo vas a medir tu progreso para saber si lo estás consiguiendo? ¿Qué vas a cambiar para conseguir esa mejora? ¿Qué recursos necesitas conseguir? ¿Qué aprendizajes necesitas integrar?

Escribe la respuesta a estas preguntas, y ponte fecha límite para conseguir tu estado deseado. Con este análisis identificarás el camino a seguir, los recursos de los que ya dispones y los recursos que debes conseguir para poder realizar este procesos de forma exitosa.

 

PASO 3: ELEMENTOS PARA EL CAMBIO INTANGIBLES

Estos elementos son aquellos sobre los que se apoya  el cambio y lo hacen posible. Analiza cada elemento y escribe si es un recurso del que dispones, si necesita mejorar o reforzar, o si debes introducirlo:

  • Equipo, personas que van a realizar el cambio ( a nivel personal puede que debas apoyarte en tu pareja, en un familiar, un amigo… a nivel organizacional tienes un equipo, compañeros, jefes…)
  • Comunicación: si la estrategia de comunicación no es la adecuada el cambio puede que no llegue a darse nunca.
  • Liderazgo en clima emocional constructivo: el cambio debe ser dirigido y promovido por el líder, y llevado a cabo y mejorado por el grupo. El líder tiene que ver las oportunidades y motivar a la innovación y creatividad al equipo.

 

PASO 4: EXPERIMENTAR E IR ADAPTANDO EL PLAN 

Una vez entendido el estado actual, decidido el estado futuro y planificado el camino a seguir con los recursos necesario. Es necesario comenzar  a realizar acciones e ir aprendiendo de la experiencia para adaptar el plan de acción y que el camino que seguimos no nos aleje de nuestro destino sino que nos acerque. Todo cambio conlleva aprendizaje, esta es la etapa en la que aprendes cada día para adaptarte, innovar, crecer y conseguir la evolución que te lleva a la mejora.

 

Espero que este análisis te aporte claridad y sobre todo, la seguridad de saber que puedes salir de la crisis o afrontar la incertidumbre desde crear, de una forma activa, desde tomar responsabiliad y acción. Y alejarte de la posición de víctima que puede que sientas en momentos en los que el miedo te invade y te impide ver tus posibilidades.

 

Un abrazo,

Irene.

 

¿QUIERES TRABAJAR CONMIGO? 

 

Deja un comentario