EL LÍDER GESTOR DEL CAMBIO

EL LÍDER GESTOR DEL CAMBIO

La gestión del cambio es cada vez más un factor del sistema de gestión incorporado en el día a día de la organización, en vez de un aspecto puntual. Un ejemplo es el sistema de gestión de mejora continua, que permite realizar pequeños cambios cada día que llevan a que la empresa a mejorar sus resultados y que se vaya adaptando a las nuevas tendencias del mercado de manera constante. Es decir, el cambio forma parte de la evolución y crecimiento de la empresa.

 

El éxito de todo cambio radica en ser liderado y dirigir las acciones hacia el estado deseado consiguiendo que  el equipo se mantenga comprometido con la nueva visión. Por esto, es cada vez más necesario disponer de líderes gestores del cambio en la empresa, y no solo administradores.

 

 

ETAPAS EMOCIONALES DEL PROCESO 

La gestión del cambio es la estrategia que lleva a los resultados deseados dirigiendo y coordinando los aspectos relacionados con la organización y con las personas. Existen diferentes áreas en las que intervenir, y un gestor del cambio no descuida ninguna de ellas:

  • los procesos
  • los productos
  • los canales de comunicación
  • las diferentes estrategias departametales
  • las personas
  • etc

Una de las principales funciones y diferencias entre el líder que administra y el que gestiona el cambio es que este último se encargará de que las personas comprendan la necesidad de cambio comunicando la visión de manera clara y con confianza, para conseguir el compromiso y la participación activa del equipo. Puede que el cambio no sea aceptado al inicio, y aparezcan resistencias internas y rechazos. Esto hace que, por muy buena que sea la estrategia y la metodología técnica a seguir, el bajo desempeño del equipo puede impedir que se obtengan los resultados deseados. Por esto es tan importante que se incluya la gestión emocional de las personas en la estrategia de cambio.

 

 

 

 

EL LÍDER GESTOR DEL CAMBIO

El líder gestor del cambio debe tener habilidades emocionales y comunicativas ya que el cambio conlleva dificultades y obstáculos que requieren de auto control y habilidades sociales para llevar al equipo a través del proceso de cambio en un clima emocional sano.

Las habilidades del líder deberán ser:

  • es competente profesionalmente
  • se mantiene sereno y ha desarrollado el auto control emocional
  • es seguro de sí mismo a la vez que humilde
  • tiene poder y autoridad personal
  • tiene capacidad de influir, es un líder resonante, es decir, su influencia es constructiva desde la motivación, la confianza, el respeto…
  • es proactivo, toma la iniciativa para actuar frente a las circunstancias externas y se hace responsable de sus resultados
  • posee habilidades de comunicación efectiva

 

En definitiva, es una persona formada y preparada para dirigir equipos y  no solo sistemas. Uno de los principales problemas actuales en las empresas es que muchos de los líderes han llegado a ese puesto por conocimientos técnicos pero no están preparados para dirigir equipos. Y cuando llegan las dificultades, los tiempos difíciles… aparecen los conflictos internos y la fuga de talentos.

Si este es tu caso, no estás solo. Es muy común llegar a estos puestos y darse cuenta de las dificultades del puesto debido a las carencias formativas en gestión de equipos y liderazgo. A mí misma me pasó. En mi caso, decidí aceptar mis carencias y aprender a liderar para conseguir un buen desempeño en mi labor de liderar. Y tú, ¿Qué decides?

 

Las acciones de hoy siembran tus resultados de mañana.

 

Quizás también te interese leer: https://etie.es/como-ejercer-el-liderazgo-visionario/

Irene Ruiz Alcaraz

Deja una respuesta