CÓMO ACTUAR ANTE UNA PERSONA AGRESIVA

CÓMO ACTUAR ANTE UNA PERSONA AGRESIVA

En mi vida laboral, he tenido que trabajar con dos responsables que eran personas agresivas, tanto con los miembros que formábamos parte de su equipo como con otros responsables de departamento. Y puedo decirte, por experiencia propia, que ir a trabajar se convierte en una experiencia estresante cada día. El clima emocional se caracteriza por el miedo. Y lo más común eran los conflictos. Lo que me ayudó a sobrellevarlo fue aprender cómo actuar ante una persona agresiva.

 

ANTES DE NADA, UNA ACLARACIÓN IMPORTANTE

Saber cómo actuar ante una persona agresiva mejora mucho la convivencia con ella. No es agradable tener que compartir tiempo y tareas con personas agresivas, pero es mejor reconocerlos y aprender a gestionarlos antes de que la rabia y el miedo se instalen en ti. Hoy quiero contarte cómo actuar ante personas agresivas para que puedas manejar estas relaciones mientras mantienes una actitud serena y te sientes en paz contigo mismo.

Pero quiero dejar claro ante todo, una persona agresiva es una persona tóxica. Y de las personas tóxicas hay que protegerse siempre. Si puedes elegir tus relaciones, elimina de tu vida a la gente tóxica. Si no puedes eliminarla, minimiza el trato a lo justo. Y si no puedes minimizar el trato, entonces aprende cómo actuar ante una persona agresiva con el fin de proteger tu salud, tanto física como mental.

Recuerda, tú no tienes por qué permitir que otro te falte al respeto. Tú mereces relacionarte solo con personas que te respetan.

Dicho esto, te cuento cómo la inteligencia emocional y social te enseñan a manejar a estas personas agresivas.

 

QUÉ ES UNA PERSONA AGRESIVA

 Una persona agresiva es aquella que centra sus relaciones en la defensa de sus propios  intereses y derechos y se olvida completamente de los derechos e intereses de los demás.

La persona agresiva suele utilizar un tono de voz elevado, autoritario, interrumpe frecuentemente, utiliza insultos y amenazas, se tiene la sensación de que no te escucha. Suele presentar mirada retadora, conducta chulesca, alardea de sus logros y busca reconocimiento inmediato, es exigente y autoritario, crítico y burlón con los demás sin embargo, no acepta una broma dirigida hacia su persona. Presenta falta absoluta de empatía y gran dureza emocional. El principal problema, tiende a querer ser líder.

 

CÓMO PIENSA UNA PERSONA AGRESIVA

Los pensamientos de estas personas son del tipo: “Sólo importo yo. Lo que tú pienses o sientas no me importa”; “cometer errores es imperdonable”; “es horrible que las cosas no salgan como yo quiero”; “La gente tiene lo que se merece y debe cargar con su culpa”.

 

CÓMO SIENTE UNA PERSONA AGRESIVA

Por contradictorio que parezca, una persona agresiva tiene baja autoestima, se siente inferior ante determinadas personas o en ciertas situaciones aunque lo enmascara con su actitud dominante.

Además, siente ansiedad permanente debido a la desconfianza que tiene en las personas que le rodean, lo que le lleva a una fuerte tendencia a la irritabilidad y a una gran sensación de soledad permanente.

 

CÓMO ACTÚA UNA PERSONA AGRESIVA

Su constante sensación de falta de control es lo que lo lleva a gritar, amenazar, faltar al respeto y en definitiva, a perder las formas.

 

CÓMO ENFRENTAR ESTAS SITUACIONES

Cuando estamos en la situación de tener que convivir con una persona agresiva, bien sea en nuestra vida personal (un familiar, vecino, amigo, pareja, hijo) o en el trabajo (superior, compañero o subordinado) nos vemos ante situaciones que nos aportan un elevado grado de tensión y ansiedad al sentir que no se están respetando nuestros derechos. En estos casos predominan dos tipos de respuesta:

  • por una parte podemos optar por evitar el conflicto adoptando una actitud pasiva, lo que nos provoca sentimiento de frustración por sentirnos ultrajados.
  • o bien solemos ponernos al nivel de agresividad de nuestro interlocutor sintiéndonos mal posteriormente por la conducta que hemos tenido, incluso, en ocasiones, arrepentidos de lo que hemos dicho en ese estado de ira.

Gestionar relaciones de conflicto como las que se dan con una persona agresiva, requiere de desarrollar habilidades de auto gestión por una parte, para poder mantener el control sobre las propias conductas; y por otra parte, requiere de desarrollar habilidades comunicativas para estos casos de discusiones o conversaciones difíciles. Podríamos decir que hay 4 claves que te permitirán realizar una adecuada gestión de personas agresivas.

 

LAS 4 CLAVES PARA ACTUAR ANTE UNA PERSONA AGRESIVA

Autogestión

cuando te encuentras ante una persona agresiva tu cerebro la identifica como una amenaza y por lo tanto, te hará sentir miedo para protegerte y/o enfado para defenderte. Pero estas emociones, que tienen la intención de ayudarte a enfrentarte a esta persona sin salir mal parado, pueden llevarte a actuar de forma inadecuada.

Si el miedo es excesivo puede que no te atrevas a defenderte y que tiendas a callar sintiéndote mal contigo mismo por no defenderte. Y si el enfado es muy intenso responderás también gritando, amenazando, etc. Ninguna de estas dos formas de actuar te sirven para sentirte bien contigo mismo.

Por ello, es importante aprender a gestionar las propias emociones para mantener la calma y decidir cómo actuar en cada momento. Tomar el control de manera que actuemos de forma que nos aporte paz con uno mismo. Si quieres saber más sobre cómo gestionar el enfado puedes repasarlo aquí.

Escucha activa

cuando estás ante una persona agresiva puede ocurrir que pierdas la atención sobre el tema de conversación debido a sus malas maneras de comunicarse. Y te centres en cómo salir de esa situación, bien sea de forma pasiva o también agresiva. En estos casos, lo adecuado es practicar la escucha activa de manera que tu atención se centre en el tema que estamos tratando y cómo resolverlo, más que en las malas formas de comunicar del interlocutor.

Trabajar la autoestima y ser consciente de nuestros derechos personales.

Te ayudará a no interiorizar los ataques verbales de la otra persona sino que pasarán por un filtro mental que impedirá que te hagan daño y te sientas inferior. De esta forma serás capaz de utilizar una comunicación adecuada a la difícil situación en la que te encuentras.

Utilizar las técnicas de la comunicación asertiva

Eexisten diferentes técnicas de comunicación que te permiten relacionarte con personas agresivas. En mi caso, suelo utilizar la comunicación asertiva. La comunicación asertiva es un conjunto de técnicas que se aplican según la persona y la situación. Este tipo de comunicación te ayuda a conseguir que la otra persona no te falte al respeto y a desactivar sus posibles amenazas, presiones, intimidaciones…

 

Todas estas herramientas nos permitirán gestionarnos a nosotros mismos y a nuestro interlocutor en entornos agresivos, haciéndonos sentir mejor y sacando un mejor resultado de esa situación que suele provocarnos enfado, tensión e incluso tristeza. Al conocer y desarrollar la inteligencia emocional se aprenden todas estas técnicas y se ponen en práctica observando resultados positivos para nosotros y nuestra gente desde el primer momento.

¿Quieres desarrollar las habilidades que te permitan saber cómo actuar ante una persona agresiva? ¿Te gustaría saber manejar a las personas difíciles? Te ayudo a conseguirlo con mis programas individuales.

O quizás prefieres un curso online a tu ritmo, aquí te cuento más.

Un abrazo,

Irene Ruiz 🙂

 

Si te ha gustado este artículo y quieres recibir más información sobre Inteligencia Emocional y Liderazgo, suscríbete a la web ETIE en este link: https://etie.es/formulario-de-suscripcion/

 

TÚ ERES TU MEJOR RECURSO PARA CONSEGUIR TU BIENESTAR Y ÉXITO EN LA VIDA

Deja un comentario